PSICOTERAPIA HOLÍSTICA

chakrasAlgunas personas pueden utilizar un mismo término, pero tienen diferentes significados o teorías asociadas con el concepto. Este suele ser el caso cuando se utiliza el término Psicología Holística.

Por lo que a continuación haré un intento de definir Psicología Holística en la forma en que yo la concibo, es decir desde mi punto de vista personal, entendiendo que hay quienes concuerdan y quienes pueden diferir ampliamente en los autores o teorías que respaldan este término.

“Holo”. Proviene del griego y significa “entero, completo”. Cuando se habla de algo holístico se quiere decir que apunta a la globalidad total, a la integración total, a la interrelación de todas las parte.

La Psicología se enfrenta, como toda ciencia a la necesidad de limitar y encuadrar su objeto de estudio, por eso dedica sus esfuerzos a la investigación de la mente, el pensamiento y los comportamientos que son observables, medibles y objetivos. Dejando de lado la verdad fundamental de que “el todo es mayor que la suma de de sus partes” y que hay muchas cosas que existen más allá de nuestra actual capacidad de percibir, medir y cuantificar.

Numerosas investigaciones y ensayos llevados a cabo por científicos exploran y evidencian el papel de las energías sutiles o energías electromagnéticas en el cuerpo humano, los profesionales de la Psicología que tienen un abordaje holístico reconocen este aporte y lo tienen en cuenta a la hora de tratar a sus pacientes.

Si bien es difícil para un solo profesional abarcar todas las áreas que incluirían, consideran a un individuo como un todo. La psicología holística incluye una variedad de técnicas y procedimientos que se aproximan a esa condición. Se cree que la aplicación de una perspectiva holística dará lugar a formas mejores y más eficaces de tratamiento, si se compara con la forma en que la Psicología tradicional se aplica hoy en día. De todas formas, en lo personal considero ideales los equipos multidisciplinarios, con profesionales que compartan el mismo abordaje terapéutico.

Según mi modo de ver, lo que más cuesta incluir en el campo de la Psicología tradicional es la perspectiva espiritual. Incluir otras disciplinas puede no tener tanta resistencia como el pensar o abordar la espiritualidad. Pero concuerdo con Carl G. Jung cuando dice que no necesita “creer”, porque es evidente.

Rusia es uno de los pocos países que fomenta y respalda económicamente este tipo de investigaciones. La Universidad estatal de San Petersburgo ha desarrollado tecnologías que miden el nivel de energía humano. Del otro lado del océano, la doctora Candace Pert autora de “Moléculas de emoción” descubrió en su estudio innovador que demuestra que existen sustancias químicas de la emoción que, de hecho, toda emoción está unida a una sustancia química y nuestro cuerpo tiene que vibrar con cierta frecuencia para experimentar una emoción. Las emociones se asocian con la forma de vibrar de los tejidos. Para cambiar la forma en la que sentimos algo, tenemos que cambiar la frecuencia vibratoria del cuerpo. Las emociones pueden describirse como energía en movimiento.

Un grupo de científicos finlandeses recientemente publicó un estudio en la revista “Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias” (ver PNAS, www.pnas.org) en el que analizan en qué parte de nuestro cuerpo sentimos determinadas emociones, como muestra la imagen de abajo. Con este estudio, los científicos tienen la intención de seguir investigando la emoción; sus resultados, dicen, podrían “incluso proporcionar un biomarcador para los trastornos emocionales” y ayudar a entender mejor los conflictos del estado de ánimo como la ansiedad y la depresión. Es innegable que lo que esto nos ayuda a ver es la conexión entre nuestro cuerpo y nuestras emociones.

Topografía corporal

Destaco estas investigaciones porque considero que el abordaje holístico (como cualquier otro), debe ser respaldado por el estudio detallado, estadístico, teórico y experimental, y cada uno de sus ejes debe ser evaluado, ya que en ocasiones se emplean métodos solamente intuitivos, globales o espirituales en nombre de un holismo que no es tal, sino solamente el abordaje de facetas no habituales.

El holismo contempla la globalidad y estudia los detalles, ayuda a trabajar la totalidad y la individualidad al mismo tiempo.

Es por esto que mi práctica es Holística, porque el enfoque es variado e integrativo, entiendo a la persona como una unidad indivisible PSICO-FISICA-ESPIRITUAL, con la que podemos trabajar desde una multiplicidad de recursos. La psicología holística hace referencia a la integración de nuestras mentes, de nuestros cuerpos y de nuestro espíritu. Es decir una psicología holística es la que mira a la persona en su totalidad.

La terapia psicológica holística nos brinda una perspectiva multidimensional, integradora del ser humano. Nos permite mirar el problema desde un encuadre amplio y panorámico, y llevar a cabo un proceso puntual y detallado de cómo cada una de las dimensiones que integran al ser humano (mente, cuerpo, espíritu y entorno) contribuye al problema. Para lograr este objetivo, la psicología holística cuenta con muchísimas herramientas que nos ayudan a llegar a la integración de nosotros  mismos y de nuestro  entorno.

Un pensamiento sobre “PSICOTERAPIA HOLÍSTICA

  1. Me interesa mucho empezar a hacer Yoga, nunca hice, pero este año, buscando nuevas respuestas, comencé a leer Metafísica, y me di cuenta que necesito hacer algo que me mantenga en armonía el cuerpo, el alma y la psiquis…. y creo que hacer yoga me ayudaría, podes enviarme información de como se comienza, y el costo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*